wigs for women wigs for women wigs for women wigs for women wigs for women wigs for women wigs for women wigs for women paula young wigs wigs wig shampoo short hair wigs wigs wigs

laser pointershigh powered lasergreen laserblue laser pointerviridian laserlaser pointer for catslaser pointer penmost powerful laserlaser pointer penlaser pointersgreen laserviridian lasermost powerful laserhigh powered laserblue laser pointerlaser pointer for catslaser pointer penlaser pointersgreen laserviridian laserlaser pointer penhigh powered laser
Lylit

Club de Lectura

Información general sobre el Club de Lectura

Libros propuestos en el Primer Ciclo (1º y 2º) >                                                                                                           >>Próximo libro>>19 de Mayo de 2015

sinnoticiastejedoramuerte2    bajolamismaestrella2pijamaderayas

 

Haciendo clic en el libro puedes ver información de las reuniones    

Libros propuestos en el Segundo Ciclo (3º y 4º)

 

marinacaperucita1elmisteriocript

 

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies

Club de Lectura
Lunes, 20 Noviembre 2017
A+ R A-
Lylit

Lylit

URL del sitio web:

Valiente

Publicado en Enlaces Lunes, 23 Mayo 2016 18:52 0


Me llamo Hiba y soy una ciudadana del planeta Tierra.

En la zona del planeta en el que me ha tocado nacer, la convivencia es completamente insostenible. El fanatisrno y la maldad de unos pocos, están acabando con la vida de muchos inocentes y, por esa razón, mi familia ha decidido huir buscando la ayuda y la solidaridad de las personas civilizadas que viven al norte.

Tengo que ser valiente.

Hemos estado ahorrando todo el dinero que hemos podido conseguir, con la venta de todas nuestras posesiones para pagar el viaje. Ahora aquí ya no nos queda nada, lo poco que teníamos esta en manos de las personas que nos ayudarán a llegar a Europa a cambio de dinero. Demasiado, según dice mi padre. Pero no hay alternativa, es eso o morir bajo las bombas.

Tengo que ser valiente.

Estoy tan ilusionada de empezar una vida nueva, que no siento miedo cuando subo en la lancha neumática, junto a cincuenta personas más, para cruzar el mar. Estamos tan pegados, que apenas puedo respirar.

Tengo que ser valiente.

La travesía es un infierno, los niños pequeños lloran acurrucados en los brazos de sus madres, pero yo no lo hago. Sólo miro a mis padres y me doy cuenta del miedo en sus ojos. Cierro los míos y sueño con el futuro.

Tengo que ser valiente.

Hemos llegado a tierra, siento frío. Estamos todos con las ropas mojadas pero nadie dice nada. Nos dan un mapa y nos dejan allí abandonados. Mi padre mira el mapa y comienza a andar. Todos le seguirnos.

Tengo que ser valiente.

Después de muchos y agotadores días caminando llegamos a la frontera. Allí estan acampadas miles de personas que, al igual que nosotros, han venido buscando la paz. Hay tiendas de campaña por todos lados y mi padre va a preguntar qué es lo que pasa. ¿Por qué está todo el mundo allí viviendo en el barro y sin ningún tipo de ayuda?

Las personas de esos países no nos dejan pasar. Nos tenemos que quedar aquí esperando que los mandatarios de esos países decidan qué hacer con nosotros.

Tengo que ser valiente.

El tiempo pasa y nadie nos ayuda, yo sigo siendo valiente pero creo que las personas al otro lado de la frontera no lo son.

Les damos miedo. Piensan que somos una amenaza para sus cómodas vidas y simplemente nos ignoran.

Miro el horizonte desde este lado de la frontera, me niego a creer que esto es el final del viaje. Necesito pensar que allí a lo lejos hay gente que está dispuesta a ayudarnos y que este infierno de barro sólo será un alto en el camino. Necesito creer en las personas y en que, tarde o temprano, la solidaridad será más fuerte que el egoísmo. Retiro las lágrimas que corren por mi cara de un manotazo.

Miedo, rabia, impotencia, tristeza ..., todos esos sentimientos me ahogan pero hay uno que me ayuda a seguir adelante ...

Yo sigo siendo valiente y sueño con que ellos lo sean también.


Carmen Martín (1º C)

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies

Aquellos viejos tiempos

Publicado en Enlaces Lunes, 23 Mayo 2016 18:31 0

Hace muchos años, mi bisabuelo seguía con vida y estaba en una residencia porque mi bisabuela murió y mi familia lo metió allí para que no estuviera solo, porque él no se quería venir con nosotros, él quería estar solo, pero no le dejamos. Yo iba todos los días a visitarle, jugaba con él a todos esos juegos tan típicos: domino, parchís chinchón ...

A todos esos juegos tan típicos que hay en todas partes. Hablábamos y le contaba muchas cosas. Él parecía estar interesado siempre como si yo fuese lo mejor de su día y de su vida. A veces hasta hacíamos perrerías a los otros viejecitos, pero no malas. en general todo era genial.

Un día no fui porque tenía mucho que estudiar, le pedí a mi madre que le dijera por qué para que no pensara que era porque no le quería.

Al día siguiente me levanté como si fuera otro miércoles normal, pero vi que mi madre y abuela lloraban, pregunté el por qué. No me lo esperaba para nada, mi bisabuelo había fallecido a las dos de la mañana. No me lo creía y lo peor fue que no me despedí de él, la persona que más quería ...

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies

Estaba encerrada en mi habitación...

Publicado en Enlaces Lunes, 23 Mayo 2016 18:13 0

Estaba encerrada en mi habitación, otra vez. Hoy volvía de viaje Mark, el novio de mi madre. Seguro que ella me obliga a bajar a cenar con ellos. Pero no puedo. No soportaré sus manos en mis muslos debajo de la mesa cuando mamá no mira, o sus frases con doble sentido. No puedo.

Llaman a la puerta y reacciono quedándome en silencio.

-Cariño, baja a comer y a saludar a papá.

-¡Mamá! ¡Él no es mi padre! -Suspiro-. Ahora bajo.

-Está bien -dice con voz entristecida.

Me miro en el espejo de mi habitación y decidida a salir me miro una última vez.

Ya abajo, paso al salón donde mi madre está literalmente encima de Mark. Toso para que noten mi presencia y al mirarme mi madre se pone colorada.

-Iré a ver cómo va la cena- al pasar por mi lado me susurra "sé amable y salúdalo". Cuando se va, me apoyo en el marco de la puerta y le digo "Hola" sin importancia. Él sonríe y se va acercando, pero me doy la vuelta con la intención de irme. Entonces siento un tirón en el brazo. Me gira y quedo cara a cara con él. A centímetros. Y deposita un corto beso en mi boca antes de decir:

-¡Hola, preciosa! -me suelta y se va a la cocina con una sonrisa victoriosa.

No. No puedo. No soy tan fuerte como creía. Voy en dirección a la cocina cuando mi madre sale.

-Marná ... Me duele la tripa y no quiero cenar -digo nerviosa esperando que me crea.

-¡Pero hija, la mesa ya está puesta! -dice decepcionada.

-Lo sé, mamá. Lo siento.

Subo corriendo a mi habitación y cierro con pestillo. Cojo el portátil y llamo por webcam a Lillian. Lo coge y un suspiro de alivio sale por mi boca.

-¡Hola amiga! Te ves horrible -se ríe, pero entonces se calla cuando empiezo a llorar- ... Amiga, ¿qué pasó?

Lloro aún con más fuerza y le cuento lo ocurrido. Me dice con gran pena que me vaya a dormir y que descanse. Apoyo el ordenador sobre la mesilla de noche e intento dormir. Lo hago, aunque estaba segura de que no me iba a ser posible. El llanto atrae el sueño. Pasa un tiempo indefinido. De repente escucho unos aporreos en mi puerta. Me despiertan. Abro los ojos y consigo averiguar quién es. Es una voz familiar. Llllian. Corro a abrir la puerta.

-Lillian, ¿qué haces aquí?

-Baja, ¡corre! Es algo serio.

Cuando bajo, Lillian me dirige al salón. Me puse a llorar de nuevo. La policia. mi madre, Mark y los padres de Lillian.

-¿Señorita Smith?

-Mm ... Sí, soy yo.

-Bien, su amiga nos ha llamado hace un rato acusando de un abuso sexual en esta dirección.

-¿Qué? -grita mi madre-. Se han equivocado, señores. Eso es imposible.

-No, señora Smith. No es imposible. Su novio hace tiempo que abusa de su hija -me defiende la señora Young, madre de Lillian.

No sabía qué ocurría. Esto no es lo que yo quería. Mi madre se decepcionaría, aunque no podía seguir aguantando esto. Entonces me decidí a hablar. Todo lo que oculté durante meses lo diría aquí, enfrente de estas personas que apenas conocía.

-Mamá, es verdad, lo siento. Sé que estarás decepcionada, pero ...

-Hija -se acercó mi madre-, debiste de habérmelo dicho. No puedo ni imaginar lo que has debido pasar. No estoy decepcionada.

Mark es arrestado por la policía mientras que mi madre llora y me abraza. Me aparto de ella, voy hacia mi amiga y la abrazo. Le susurro al oído un "gracias, gracias por todo esto" emocionado. Después me dirijo hacia los padres de Lillian y les abrazo. Ellos también estaban llorando.

 

Firmado: Pinté con tu sangre

Helen Peña (2º A)

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies

HAMLET EN PARLA

Publicado en Curso 2015 / 2016 Lunes, 16 Mayo 2016 15:19 0

hamletEl pasado viernes 29 de abril tuvimos la oportunidad de asistir a la puesta en escena de la obra teatral Hamlet, de William Shakespeare, representada por los alumnos del centro Torrente Ballester, dentro de la Muestra de Teatro de los IES de Parla.  A la representación acudimos numerosos alumnos de los institutos de Parla.


La obra teatral contaba la historia de Hamlet, un príncipe que podía ver el fantasma de su fallecido padre, el rey Hamlet. La obra fue muy trágica porque a lo largo de la representación la mayor parte de los personajes fallecían por diferentes sucesos.
No fue una obra demasiado larga, y los alumnos del Torrente Ballester representaron de manera bastante buena los diferentes papeles que incluía dicha obra. Lo hicieron con mucha naturalidad y no se dejaron intimidar por el público; los diferentes escenarios estaban bastante trabajados y, a su vez, el vestuario también lo estaba.


Fue una obra muy diferente que escondía numerosas tramas ante lo que a primera vista parecía una simple historia como cualquier otra.


Desirée Díaz Henares (4ºB)

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies

CONCIERTO DEL CANTAUTOR ÁNGEL CORPA

Publicado en Curso 2015 / 2016 Lunes, 16 Mayo 2016 15:05 0

ACorpaVertRecRet450El concierto de Ángel Corpa 

se encuadra en

la "Educación en valores"

 

 El 6 de mayo se celebró en el Instituto un concierto del cantautor Ángel Corpa (uno de los fundadores del grupo Jarcha) que será recordado durante años. Habían sido los profesores de Música los que lo habían promocionado entre sus alumnos y los profesores de Lengua los que posteriormente lo habían acogido al ver que en el repertorio aparecían poetas como Miguel Hernández, Benedetti o Machado. Pero no solo ellos salieron entusiasmados. Ángel se sirve de la excusa de las canciones para hablarnos de sus valores; los valores con mayúscula: la vida, el amor, la amistad, el esfuerzo, el compromiso, la generosidad, la búsqueda de la paz, la libertad. Su voz y la de las cuerdas de su guitarra nos acariciaron o nos zarandearon en dos sesiones de una hora. Unos 350 alumnos pudieron disfrutarlo. Una suerte para ellos y nuestro agradecimiento a Ángel.

Más información sobre Ángel Corpa y el grupo Jarcha en su propia página web. Pincha aquí.

Si quieres ver, oir, algún poema de los que cantó con nosotros u otros, Ángel Corpa tambien tiene su canal de YouTube.

 

Algunas fotos:
  • a_Corpa1
  • b_CorpaAlumnos
  • c_Corpa22
  • d_Corpa3

Simple Image Gallery Extended

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies

Hola Shaira:

Publicado en Enlaces Miércoles, 11 Mayo 2016 10:31 0

Hola Shaira:

Han aceptado mi petición de Asilo Político en España. Tras descubrirse mi sexualidad fui condenada a 5 años de cárcel. Aquí, en Camerún, nadie me quiere. Mi familia piensa que soy una maldición para ellos y los que antes eran mis amigos, ahora desean mi muerte. Debo irme. Mañana a primera hora seré trasladada. Cuando llegue a mi nuevo hogar haré todo lo posible por traerte conmigo, allí no tendremos que ocultarnos ni seremos perseguidas. 

Volveré a escribirte.
Te quiero...

 

Laura Cortés

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies

LOS PEQUEÑOS GRANDES SECRETOS
DE AQUEL BANCO DEL PARQUE

Aquel banco del parque conocía muchos secretos. Había sido testigo de muchos casos de solidaridad. No estoy hablando de grandes sumas de dinero que alguien dona a una ONG, sino de pequeños gestos de amabilidad que las personas llegan a tener y me hacen creer un poco más en el ser humano. Como aquella vez que en un caluroso mes de julio un pobre mendigo se encontraba sentado en el banco, porque como no tenía un hogar no podía refugiarse del sol y se estaba muriendo de calor y deshidratación. Un hombre que pasaba por allí le vio allí sentado, sucio y sudado, y entró en una tienda cercana para comprarle una botella de agua y algo de comer.
O también sucedió una vez que una mujer se sentó en aquel mismo banco con su hijo y apoyó el bolso en el asiento. Tuvo la mala suerte de llevar la cremallera abierta y se le cayó el monedero sin que se diera cuenta. Cuando se fueron, el monedero se quedó allí olvidado. Por la noche un barrendero lo encontró y tan solo lo abrió para mirar en el D.N.I que había la dirección a la que debía enviárselo a su dueña.
Una tarde de invierno un pájaro cayó de su nido al banco rompiéndose un ala. Una anciana que solía ir a ese mismo parque le recogió y le llevó al veterinario. Cuando el pájaro se recuperó y el invierno había pasado, le volvió a llevar al parque para que regresara con los suyos y volara libre.
Todos estos hechos, y muchos más, son los que aquel banco del parque fue testigo, guardando el secreto de actos tan nobles que nunca nadie sabrá.

 

Nanoz

Iván Aguilera

 

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies

LO QUE YO VEO

Publicado en Enlaces Miércoles, 04 Mayo 2016 11:29 0

LO QUE YO VEO

 

imglisset

 

Disfruto de la luz del sol mientras camino tranquilamente. Miro a las familias felices que olvidan sus obligaciones del día a día para poder tener estos momentos. Me paro en un escaparate, y observo a un cliente discutir  con la dependienta, solo puedo imaginar lo que estarán diciendo; algo sobre que no se pueden devolver las prendas cuando ya han sido usadas, a lo cual él responde cualquier excusa tonta para poder recuperar su dinero. Giro mi cabeza y veo a un conductor gritar a otro. Siguen gritándose e insultándose cuando continúo mi camino. Este día parece ser como otro día cualquiera, por un lado las familias que tienen una vida casi perfecta; y por el otro, la gente que no sabe más que discutir con el objetivo de demostrar que ellos tienen la razón.
Mientras me acerco al barrio en el que vivo, observo lo hermosos que son los árboles y lo limpias que están las calles. Supongo que no me puedo quejar, he tenido la suerte de nacer en un buen lugar. Pero… algo extraño pasa, los árboles, las calles, los coches, las casas,  el cielo y  las personas que están sosegadamente paseando, algunas con sus mascotas, otras con sus parejas o solamente ellos mismos…desaparecen.
La escena que ahora observo es totalmente diferente a lo que era mi barrio. Este lugar huele mal, las calles están muy sucias, hay cacas de perros por todos lados… No sé donde estoy, y no sé qué ha pasado.
Empiezo a correr para alejarme del mal olor y poder encontrar a una persona que pueda ayudarme, decirme dónde estoy, y qué es este sitio.  Me acerco a una calle donde veo que los edificios están mal construidos y parecen a punto de derrumbarse. Hay algunas casas pequeñas que en lugar de cortinas para cubrir  las ventanas, tienen mantas. Continúo caminado, por fin veo gente; no parecen felices,  tienen una expresión en la cara que me transmite melancolía; aparto mi mirada de ellos y me acerco a un hombre mayor.
-Perdone señor, ¿me puede decir dónde estoy? -le pregunto impaciente, pero no me responde.  << A lo mejor no habla mi idioma >> pienso. Me vuelvo a acercar a él para preguntárselo en inglés, pero ni siquiera me mira. Sigue su camino con la mirada perdida.
Decido preguntar a otras personas, pero ninguna de ellas me responde, ni me mira. He llegado a la conclusión de que no me pueden ver.
Me siento triste, he estado caminando durante horas intentando encontrar mi camino a casa. Ahora estoy de pie en una esquina, observando a la poca gente que hay por estas malolientes calles.
De repente vuelve a suceder, todo se difumina; vuelve a desaparecer;  pero no es mi barrio lo que aparece ante mis ojos.
Lo que veo es un perro muy delgado que camina cojeando, parece que un coche lo ha atropellado.  Intento caminar hacia él para ayudarlo, pero no puedo moverme. El perro se derrumba en el suelo y me siento mal por no poder hacer nada por él. Luego veo a un niño corriendo con un señor mayor; el mismo señor al que anteriormente yo había hablado. Coge al perro con cuidado  mientras el niño lo tranquiliza y le da comida. Después se alejan y la imagen cambia.
 Ahora veo casas totalmente destruidas y gente corriendo por todos lados con sus hijos. Mientras me pregunto lo que está pasando, escucho una fuerte explosión; disparos,  mujeres, hombres y niños gritando y llorando…veo a una adolescente caer de bruces, nadie parece fijarse en ella. Observo… una mujer corre con sus dos hijos pequeños cogidos de sus manos.  Pasan por delante de la adolescente y cuando creo que ya nadie la va a ayudar, la mujer vuelve sobre sus pies y la ayuda. Pronto ellas, junto a los niños, están corriendo para ponerse a salvo.  Suelto un suspiro de alivio.
La escena vuelve a cambiar, se parece mucho al lugar en el que vivo.  Contemplo a dos chicos, ambos adolescentes, besándose en un banco de un parque, uno de ellos lleva una gorra roja. De pronto aparecen cuatro chicos con un bate de béisbol cada uno; escucho que les gritan << ¡¡¡Putos maricones!!!>>  Y corren hacia ellos. Veo huir al chico de la gorra roja, el otro se queda paralizado mientras los otros empiezan a golpearlo con los bates.  Aunque sé que no me pueden oír grito que paren y le dejen en paz,  pero no me escuchan… Caigo de rodillas y me cubro la cara ante el horror que estoy viendo.
Al levantar la mirada veo a un hombre que corre hacia los chicos. Estos, al verlo huyen. El hombre se inclina hacia el adolescente; le tiende la mano para que se levante y le limpia la cara llena de sangre con un pañuelo. La imagen que veo de ellos se empieza a difuminar, pero antes de que ocurra contemplo cómo ambos se funden en un abrazo. Advierto que algo húmedo cae por mis mejillas, me llevo las manos a la cara y cuando las observo, veo que son mis lágrimas. Todo se vuelve negro… y es ahí cuando me despierto.


                 "Stephanie Rodríguez"

Lisset Muzo Bombón

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies

HUMANO

Publicado en Enlaces Miércoles, 04 Mayo 2016 11:26 0

HUMANO


Hoy venía a hablarles de ese hombre que vive en el edificio de al lado, ese que se levanta más temprano de lo que debiera para ir al comedor social del barrio y dar el desayuno a las personas que no tienen qué llevarse a la boca; venía a hablarles de la mujer que se pasa por el hospital para donar sangre a toda esa gente que la necesita; de esa chica que visita a su abuelo en la residencia todas las tardes, y de paso, saluda a otros ancianos que no tienen la suerte de estar con su familia; del niño que en el recreo comparte su bocadillo con ese compañero que nunca lleva nada para tomar; de todas las personas que cada día ayudan a alguien desinteresdamente.
La sociedad de hoy ha decidido bautizar a estas acciones con el nombre de "solidaridad", lo cual es perfecto, pero... queridos amigos, hoy venía a hablarles de la gente que, sin darse cuenta, cambia poco a poco el mundo, siempre para mejor, claro está. Hoy venía a hablarles de que ellos no son solidarios, solo son humanos, verdaderos seres humanos.

Tessa

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies

FotoNarrativa16 Como años anteriores, la Casa de Andalucía celebró el día del Libro. Este año se contó con la presentación del cómic Abdel, del que habló uno de sus autores Paco Vilchez. Basó su charla en el proceso de formación del cómic y de la historia que se cuenta a través de la figura del personaje principal. Tras la presentación actuó el grupo musical Las lombrices rubias. Y después se entregaron los premios a los ganadores del Concurso de Narrativa de este año. Así mismo se presentó a la nueva directiva de La Casa de Andalucía -que se comprometió a dar continuidad al Concurso de Narrativa en años venideros- y se despidió la antigua. El jurado ha resuelto que los premiados del Concurso de Narrativa sean:

 

 

 

 Tema: Solidaridad. La aventura de ser solidarios en tiempos de crisis humanitaria

Menciones:

Modalidad cuentoRenacer, por Little Fish  (Miriam Hernán Gómez)

Modalidad microrrelato: Humano, por Tesse

 

Primeros premios:

Modalidad cuento: Lo que yo veo, por Stephanie Rodríguez (Lisset Muzo Bombón)

Modalidad microrrelato: Los pequeños grandes secretos, por Nanoz (Iván Aguilera)

 

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies